2014/12/28

UN PEQUEÑO BAÑO EN PARÍS




           

    UN PEQUEÑO BAÑO EN PARIS
   París (Francia)
   2014

   Sup. útil WC                   0.80 m2
   Sup. útil Baño                 1.01 m2
   Sup. útil Total de Aseo   1.81 m2

  
  “París mon amour… o algo así era”
 


           
      
      Y es que el título de la entrada, bien podría ser el de una película de aventuras y viajes, historias de encuentros inesperados o una romántica de verano.

“Yo solo quiero poder cerrar la puerta y ducharme normal”… dijo Patricia cuando nos pidió si podíamos echarle una mano con el baño de su apartamento en alquiler, en el centro de París. … “no, si a lo mejor es que no tiene solución”… “pero que lo entiendo si no podéis hacer nada” …

Y es que cuando uno piensa en un baño pequeño, no imagina que con “pequeño”, queramos decir un armario escobero. Impresionante, de verdad. Y para muestra un botón.


Definitivamente los arquitectos no se miraron el NEUFERT antes de proyectar este baño.


El objetivo era conseguir convencer a su casero de la necesidad de un cambio ya no solo para su actual inquilina, sino para una futura revalorización de su piso, que  si bien había dado servicio a una familia con un hijo, en pleno siglo XXI se encuentra con ese cuarto de aseo, dividido en dos recintos separados, que apenas suman 2 m2 entre los dos.

 


Por supuesto, las puertas de ambos recintos abren hacia fuera, pero aun así, no son aptos para claustrofóbicos.

Y ya os podéis imaginar, que con este derroche de espacio, la ampliación del baño restándole metros al resto del apartamento, no es posible. Al problema añadido de tocar cuanto menos mejor para poder convencer el casero de hacer la obra, hay que sumar por si fuera poco, que por el espacio dedicado a WC pasan, no uno sino dos bajantes comunitarios del edificio, que tampoco se pueden tocar. 





Y así empezamos a trabajar, esta vez con un programa sencillo;
  “Caber dentro del Baño, con la mínima intervención”




             Lo primero para poder optimizar el espacio es poderlo unificar para así, juntando todos los hueco residuales de una y otra cabina, generar un espacio donde al menos, uno pueda secarse al salir de la ducha, o lavarse las manos y la cara sin darse con la pared.

Tirar la pared divisoria y cambiar el lavabo de pared, sin ni siquiera tocar el WC, ya nos facilita el uso del espacio, mantenemos una ducha estándar de 70x70, de dimensiones parecidas a la bañera de origen.





   El problema es que al compartimentar con mampara el lavabo se nos quedaba en un tubo de apenas 50 cms, algo más apretado que la distribución actual.

Por eso propusimos una ducha alternativa de obra, que si bien no podía ser de suelo continuo, evitando el escalón debido a la pendiente de los desagües, si compensa, de alguna forma, los 10 cms de menos ancho que íbamos a cederle al espacio del lavabo.
 




Y si además giramos el inodoro, evitamos que la puerta nos de en las rodillas, que también es de agradecer.

 El resultado sigue siendo un espacio minúsculo, pero nuestra clienta quedó contenta solo imaginando todo lo que ganaba en cuanto a utilización. Esperamos que con ello convenza a su casero de la mejora que esta pequeña reforma supondrá para su apartamento, en una zona inmejorable de París. 




Si lo consigue, ha prometido invitarnos a la inauguración de su nuevo “Spa”. Así que desde aquí, ¡Mucha suerte, Patricia!


ICG Arquitectura y Urbanismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada